AUNQUE NO LO NOTES, NUNCA DEJAS DE APRENDER


Estas últimas semanas, muchos padres y madres nos encontramos en periodo de preinscripción de colegios. Para quienes realizan por primera vez esta búsqueda, se puede transformar en algo confuso, ya que adentrarnos en la realidad de las escuelas que querríamos para nuestros hijos o hijas, y sus formas de enseñanza aprendizaje, nos dejan bastantes términos nuevos y formas de educar que quizás no conocíamos.

Aquellos que ya hemos pasado la frontera de los 35 años, nos ha tocado vivir un gran cambio sobre todo a nivel de avances tecnológicos. En nuestra etapa de escolarización no existían los ordenadores, internet ni los teléfonos inteligentes, por lo cual para investigar acerca de una tema, nos íbamos a la biblioteca a buscar la información en libros, y luego para la entrega de los trabajos, lo hacíamos con nuestra mejor letra o escritos en máquinas de escribir. ¡Qué tiempos aquellos! Hoy en día, en muchos colegios podemos oír que la visita a la biblioteca del barrio es considerada casi como una excursión.

Las nuevas generaciones, aquellas que han nacido en esta realidad tecnológica, no se plantean su vida sin poder acceder a internet o a las redes sociales, todo esto al momento y desde su móvil. Las tablets y smartphones nos permiten estar en constante periodo de aprendizaje, muchas veces sin ser conscientes de ello, es decir, cuando buscamos las instrucciones de alguno de nuestros electrodomésticos, lo hacemos en el móvil, lo cual es aprender. Si consideramos esto, y pensamos las veces que accedemos a este tipo de información a lo largo del día, nos daremos cuenta que no paramos de aprender. A este tipo de aprendizaje continuo, se le llama mLearning.

Y ¿qué nos aporta el mLearning? Como hemos mencionado, nos da la posibilidad de estar en un proceso de aprendizaje continuo, accediendo desde cualquier lugar a una infinidad de recursos. Además, cada día encontramos precios más accesibles, lo que da la posibilidad que todos y todas podamos contar con un dispositivo de estas características.

Otra barrera que permite romper este tipo de enseñanza es que en aquellos algunos lugares donde la mujer ve limitado su acceso a la educación formal, pueda aprender por medio de su móvil. O en el caso de pasar una estancia en un hospital, no dejamos de estar ‘conectados’, ya que tenemos nuestro Smartphone al lado para seguir informándonos y aprendiendo.

Y como comentábamos al inicio, en muchos colegios nos encontramos con el aprendizaje por medio de tablets desde inicio de la escolarización. Sin duda estos niños y niñas en poco tiempo tendrán mucho que enseñarnos.