AYUDA A FILIPINAS


Hoy me gustaría hablaros de otra iniciativa llevada a cabo por alumnos del centro dónde trabajo, que ha tenido lugar hace unas semanas.

A mediados de noviembre recibimos la trágica noticia del tifón Haiyan que arrasó Filipinas causando miles de víctimas e incalculables daños materiales. En clase, comentamos la noticia y a muchos les costaba imaginar que podía sentir una persona que de la noche a la mañana perdía todas sus pertenencias, toda su vida.

Fueron los propios alumnos los que propusieron llevar a cabo una iniciativa de ayuda para colaborar a paliar el caos y la desesperación que vivían miles de personas.

Imagen del facebook de Tao Philippinas

En primer lugar hicimos en clase una lluvia de ideas para decidir qué actividad podíamos realizar. Después de varias propuestas, elegimos la ayuda económica, ya que parecía la más factible. Nos llegó información de una empresa local que se dedica a realizar expediciones por Palawan, desde el Nido a Coron, zona por donde pasó el tifón. Preparaban unos packs de supervivencia (arroz, ropa, linternas, herramientas para construir de nuevo la casa, alimentos en lata, agua potable…) y con sus barcas llegaban hasta islas de difícil acceso. Cada uno de estos packs tenía un coste aproximado de 50 euros. Pensaron que en un instituto donde estudian casi mil alumnos y hay casi un centenar de profesores, podíamos conseguir una cantidad de dinero significativa.

Decidieron preparar una especie de huchas y situarlas en distintos puntos del instituto para que quien quisiera, de forma totalmente voluntaria, colaborase aportando una cantidad simbólica.

Después de una semana recogimos las huchas y entonces llegó el momento esperado por todos, contar el dinero que se había recaudado. La cantidad fue de 208,33 euros, en total cuatro familias podían recibir el pack de supervivencia gracias la iniciativa de un grupo de estudiantes de 3º de ESO desde la otra punta del planeta.

Sin duda ha sido una experiencia muy positiva e instructiva, ya que han podido ver, como es posible colaborar en acciones que  pueden ayudar a un elevado número de personas necesitadas, por muy alejadas que estén. Ha servido para concienciar de la necesidad de colaborar entre todos a mejorar las condiciones de vida de las personas más desafortunadas.