Escuelas innovadoras y familias creativas


“En pleno siglo XXI, la creatividad es el mayor activo de nuestra sociedad y el mejor tesoro para el desarrollo del proyecto vital pleno de cada estudiante. Sabemos además que es una competencia que se enseña y se aprende, que se puede entrenar en el día a día de estudiantes, docentes y familias”. Ésta es la opinión del experto en innovación educativa Alfredo Hernando, autor del estudio de Acción Magistral: “Escuelas innovadoras y familias creativas. Una guía por las mejores prácticas del mundo para transformar juntos la educación”.

Esta guía analiza 50 ejemplos exitosos de escuelas internacionales y propone 80 actividades prácticas para niños y adolescentes de 6 a 16 años que dibujan un marco de trabajo para que cualquier docente o familia haga efectivo el aprendizaje de la creatividad en la escuela, pero también en el hogar.

Una “receta” que para el autor tiene ocho ingredientes imprescindibles: imaginar, trascender, colaborar, transformar, persistir, indagar, organizar y reflexionar. En opinión de Hernando, “estos elementos están incluidos en el currículo español, pero escondidos en la competencia cultural y artística, en la competencia social y ciudadana, en aprender a aprender y en la autonomía e iniciativa personal”.

Para Hernando, la creatividad es el gran reto de los centros escolares españoles y afirma que existen en España claros avances que “están protagonizados por los propios docentes. Son ellos quienes están avanzando en innovar e introducir la creatividad en las aulas, no las administraciones”.

En su opinión el principal problema es que en España “no hay estudios que confirmen empíricamente la eficacia a largo plazo de utilizar metodologías creativas. Todos los datos que tenemos provienen de investigaciones anglosajonas, sobre todo de Estados Unidos. Necesitamos urgentemente herramientas de medición más cualitativas, de amplio espectro, que permitan tener una visión más global de cómo influye la creatividad en el desarrollo vital”.

En la presentación del libro, que tuvo lugar el pasado 14 de febrero, el autor estuvo acompañado por el director global de Negocio Responsable de BBVA, Antoni Ballabriga, y la directora general de Fad, Beatriz Martín Padura.

Ambos han coincido en señalar que, ante la imposibilidad de enseñar para profesiones del futuro que desconocemos, la capacidad creativa se postula como una habilidad básica en los próximos años. De hecho, han destacado que, tal y como asegura el estudio: “Si preguntamos a los ingenieros, matemáticos, programadores y científicos de mayor éxito, nos dirán que sin creatividad, sentido estético, percepción sentida y sensibilidad para captar la belleza, estamos ante disciplinas inertes”.

Sin embargo, para muchos expertos el sistema educativo actual coarta en cierta manera el pensamiento divergente y fomenta que cada problema concreto tenga una sola solución válida ya que en ocasiones se penaliza el error; se establecen normas rígidas sobre la resolución de problemas; o se fomenta la competitividad entre alumnos.

El libro que presentamos pretende ser una herramienta válida y pertinente para apoyar y ofrecer un abanico de buenas experiencias para potenciar la creatividad de los más jóvenes, mediante el apoyo a los miles de docentes y cientos de colegios que están apostando por la innovación en sus proyectos educativos.

Desde Acción Magistral lo vemos cada día. Bien desde el aula, desde los departamentos, o bien desde la dirección, las AMPAS o los centros de formación, impulsados desde la Universidad o las escuelas, las iniciativas creativas son cada vez más frecuentes en la esfera educativa.

La irrupción de la tecnología, las tasas de fracaso escolar, la preparación para el futuro laboral o la sociedad del cambio permanente son grandes retos para el sistema educativo y para las familias. El fomento de pedagogías críticas, inclusivas, participativas y creativas es más necesario que nunca para la adaptación a un mundo en continua y rápida transformación.

En su intervención, la directora general de Fad ha reivindicado el papel de la familia en este proceso: “las familias son una parte fundamental en el fomento de las habilidades creativas y por eso hemos querido que las propuestas educativas que proponemos en la guía fuesen válidas para ser realizadas en casa de una forma fácil y accesible”. Ha añadido que “sólo coordinando la acción de escuela y familia se logrará la coherencia entre los mensajes que le llegan a nuestros hijos y, por tanto, una mayor eficacia en el aprendizaje”.

También ha señalado la importancia de desarrollar nuevas competencias como la mentalidad de crecimiento definida por Carol S. Dweck, de la que se habla en el libro, tanto en el entorno escolar, como familiar y profesional: “Pensar que no naces con una inteligencia que no se puede cambiar, que lo significativo es aprender a aprender, aprender de los errores, demostrar valentía para asumir nuevos retos o descubrir tus talentos y pasiones configuran una nueva forma de plantear la educación, tan necesario en el siglo XXI”.

Por su parte, el director global de Negocio Responsable de BBVA ha reiterado el compromiso de BBVA con la educación: “En BBVA llevamos 14 años apoyando la educación en España. Comenzamos este viaje de la mano de Fad, con este proyecto: Acción Magistral. El proyecto nace en el año 2005 con el Premio Acción Magistral y evoluciona a lo que es hoy: una red profesional de apoyo a la innovación social educativa compuesta por más de 8.000 docentes”.

UN VIAJE ALREDEDOR DEL MUNDO EN BUSCA DE “LA RECETA DE LA CREATIVIDAD”

De Finlandia a Bolivia. De Sudáfrica a Taiwán. De Estados Unidos a México… Miles de kilómetros recorridos en busca de las propuestas educativas más innovadoras y exitosas en el fomento de la creatividad de niños y adolescentes.

Un periplo realizado por Alfredo Hernando para ofrecer una propuesta de aprendizaje secuencial, activa, explícita y focalizada en las evidencias de la investigación y la realidad práctica de escuelas innovadoras de todos los continentes.

Conociendo a fondo proyectos como Artful Thinking, una iniciativa de la red pública de Escuelas Públicas de Traverse City (Michigan, Estados Unidos) en el que los profesores crean conexiones entre obras de arte y cualquier contenido curricular. O Trix&Trax, un proyecto de origen venezolano que nace con el objetivo de identificar, motivar e impulsar el talento de los estudiantes a través de propuestas artísticas relacionadas con el deporte, la música o la danza, impulsando el liderazgo, la creatividad y el conocimiento de sí mismos. O el CharacterLab de Miami, un laboratorio para educar el carácter en el siglo XXI con su herramienta WOOP (Wish, Outcomes, Obstacle, Plan). O el proyecto Me&MyCity donde los estudiantes de Primaria aprenden colaborativamente a gobernar una pequeña Helsinki… entre otros muchos.

De cada uno de los 50 proyectos analizados, la guía extrae aquellas actividades más fácilmente replicables en el entorno escolar o familiar y que trabajen alguna de las cuatro competencias incluidas en el currículum educativo español más relacionadas con el fomento de la creatividad: competencia social y ciudadana; competencia artística y cultural; aprender a aprender; y autonomía, iniciativa y espíritu crítico.

Para aprender más, podéis descargar el libro aquí