Gracias Señor Heras. Gracias Señora Casado


Foto abc.es

Un niño normal de un barrio urbano normal, hijo del baby boom nacional nacido en Granada allá por 1977. Como muchas familias, cuestiones laborales les llevan a cambiar de lugar de residencia. En Barcelona, una maestra de Educación Infantil descubre que el chiquillo tiene un oído excepcional. De vuelta a Granada, se instalan en el barrio obrero del Zaidín y asiste al colegio e instituto públicos de la zona. La madre le canta canciones que salen por la radio, canta en el coro de la escuela, sigue las clases de música, el padre le apunta a clases de solfeo, compran un piano a plazos, estudia en el conservatorio, llegan becas, pasa por la universidad y la familia sigue siempre ahí, motivando. Empezó a dirigir coros de aficionados, crea su primera agrupación musical y asiste a cursos impartidos por grandes artistas internacionales.

¿Y qué hace este niño hoy? Pues acaba de ser nombrado el Mejor Director de Orquesta del  Año 2014 (y auguro que de muchos más), está dirigiendo orquestas por todo el mundo, la crítica le alaba de forma unánime, recoge un montón de premios y graba discos alucinantes por novedosos y por su pasión arrolladora. Se llama Pablo Heras-Casado con guion, por aquello de conservar los dos apellidos, paterno y materno (se intuye que mezcla de orgullo familiar y agradecimiento eterno) en un mundo “anglosajonizado” de apellido único y breve.

Talento tenemos todos. Todo el mundo es bueno en algo. Seguro. Pero hay que descubrir en qué y trabajar. Como suele decir el propio Pablo Heras-Casado, “el talento es sólo una semilla que hay que cultivar y cuidar durante toda una vida a base de muchísimo trabajo, amor y paciencia. La experiencia que se adquiere en ese proceso es lo más importante y lo que sustenta una carrera artística”. Además, hay que encontrar alguien que descubra/empuje/guíe/motive en ese camino… sea en la guardería, el colegio, el instituto, la universidad o en cualquier lugar. Pero siempre, siempre, siempre debe estar el principal motor que facilite ese progreso: la familia. Supongo que la suma de escuela y familia, compone el sustrato necesario que favorece el equilibrio que augura un talento con perfección técnica, emoción y riesgo. Un cúmulo de condiciones favorables.

Antonio Muñoz Molina ha escrito un artículo en El País sobre este artista, donde recuerda que “celebrar la carrera ascendente de Pablo Heras-Casado exige no rendirse al desmantelamiento de las conquistas sociales que la hicieron posible, y también insistir en la parte ineludible de responsabilidad que tienen los padres sobre la educación de sus hijos” (artículo El País). 

¿Tienes tres minutos para descubrir quién es Pablo? Belleza, pasión, ilusión y gusto por transmitir emoción. http://www.pabloherascasado.com/media/video/

Mejor director del Año 2014: http://www.musicalamerica.com/features/?fid=194&fyear=2014

Más información en: http://www.pabloherascasado.com/

Un director de orquesta excepcional para el excepcional mundo global del siglo XXI. Gracias a un talento excepcional descubierto por una maestra excepcional y cultivado por unos padres excepcionales. Gracias Señor Heras. Gracias Señora Casado.