Los deberes no son para el verano!!!

Sin-ttulo-1.jpg

Verano por fin!!!! Ya va llegando y con él un tema que a los padres nos preocupa enormemente acerca de cómo afrontar estos meses con nuestros hijos e hijas.

 

Recordad que este espacio de blog se centra en el alumnado de primaria. Adelanto que reflexión distinta sería para alumnado de secundaria, que en algunas ocasiones arrastran materias pendientes.

 

La primera reflexión sería sobre si los deberes son útiles para los padres, para la familia que cuida al “peque” o es útil y necesario para el alumno o alumna. Porque en realidad lo que está en juego es cómo ocupar este tiempo del verano y ocuparlo adecuadamente. Y porque en muchas ocasiones somos los propios adultos los que no disponemos de tiempo y/o ganas para “currarnos” mejor este tema.

 

Mi opinión personal es que hay que evitar la dicotomía entre a favor y en contra de los deberes en verano. Cada chico, cada chica, cada entorno… presentan elementos que han de entrar en la decisión, en la forma y metodología aplicables. No hay respuesta única lo mismo que no hay persona ni situación única. Aunque sí me atrevo a defender que los “deberes” al estilo más tradicional no es una adecuada opción.

 

Creo que hay que apoyar la búsqueda de tareas que les sigan situando en horizontes de creatividad, de alteridad, de expresión, de aprendizajes… De hecho unos espacios de desarrollo bien pensados y personalizados pueden contribuir a tener algo positivo que hacer durante un tiempo, no olvidemos esa máxima que siempre hay tiempo para todos si no organizamos.

 

Si durante el año hemos trabajado aspectos de organización del trabajo, la capacidad de asombro, de investigar, de buscar, incluso esa capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona… es evidente que no podemos hacer tábula rasa durante los meses del verano.

 

La propuesta va por dar la vuelta al tema. Podemos desarrollar actividades que incluyan más tiempo de campo, cocinar, trabajar con plantas, visitar algún espacio cultural, jugar, leer, hacer deporte, ver películas, apoyar tareas en casa… adivinanzas, crucigramas, juegos de mesa, ajedrez, puzles, dibujos… Con todo ello trabajamos y reforzamos esos aspectos a los que desde este blog nos parecen fundamentales a la hora de construir a la persona: colaboración, motivación, alteridad, empatía, construcción ciudadana, emprendimiento, confianza y autoestima, co-creación y trabajo conjunto, creación, imaginación, perseverancia, autonomía…

 

Y desde luego siempre está la posibilidad de campamentos de verano en cualquiera de sus modalidades.

 

Bienvenido un verano sin deberes!