Mitos eternos: la escuela debe cambiar

libertad-2.jpg

En este ambiente de verano, permitidme una reflexión acerca de los cambios que creo debe terminar de acometer el sistema educativo. A la pregunta sobre si la escuela debe cambiar, la respuesta es un claro sí, pero con cabeza…

El primer cambio guarda relación con la gestión de lo educativo. Ésta ha de ser competencia de las personas vinculadas a lo educativo, no del partido o político de turno. Se ha de asegurar un consenso. Seguro que este tipo de gestión nos ahorraría mucha energía que se podría poner en lo importante: una educación de calidad para los chicos y chicas.

El segundo cambio tiene que ver con la comunicación, ya lo decíaJavier Bahón que el “El 99 % de los problemas del ser humano tienen un origen lingüístico y el saber trabajar en equipo. Por eso, hay que hacer de los alumnos sujetos activos en su aprendizaje y no pasivos, aportándoles herramientas que les capaciten para pensar de manera crítica e innovadora”. Aquí hemos avanzado mucho en comunicación horizontal, vertical, de sentimientos, de… creo debemos continuar en la línea donde las capacidades y las herramientas adquieran más peso que los contenidos, donde se trabaje y se promocione el talento, donde se estimule y se active el cerebro, “eso” que nos confiere singularidad.

El tercer cambio tiene que ver con la autoevaluación. Los chicos y chicas tienen que aprender críticamente a ser capaces de pensar y reflexionar acerca de cómo hacen las cosas, qué es lo que han realizado bien y lo que no han realizado bien, qué pueden hacer por mejorar. El sistema de autoevaluación desplaza el punto focal sobre el propio alumno al hacerle responsable de su propio proceso rompiendo la homogeneización que a veces se impone desde las instancias educativas. Este cambio hacia la autoevaluación, esta llamada a la responsabilidad, la pongo en relación con el desarrollo de las competencias social, artística, científica… desde luego desarrollados en las antípodas de las clases magistrales que no trabajan ni la creatividad ni la curiosidad.

Espero nos sirvan estas reflexiones, las discutamos y vayamos juntos y juntas construyendo un buen sistema educativo…

Feliz verano!!!!